Padre nuestro que estas en el cielo

Pensando...



El tiempo de lo incierto, hoy renace
llevando los pensamientos a lugares antiguos,
donde el polvo ha cubierto las heridas.

Es fácil, ahora, pensar tu nombre
cuando el silencio escondió las tristezas
llevando la amargura a aquellos momentos
en que la noche no se acepta.


Tal vez el tiempo cambie muchas cosas
y el futuro rescate algunas,
es posible, además,
que la noche no tenga tu rostro
y en mi mente se diluya tu imagen,
aun cuando hoy te recuerde,
te sienta
te añore ....

No quiero pensar tu nombre
pues los recuerdos serán torrentes
no quiero ver tu rostro
pues hace doler el silencio,
no quiero recordar tu voz
pues mis ansias destruirán esta calma,
no puedo escribir tu nombre
pues la noche será eternamente mía
y los días solo ansias de ti.

El silencio duele
y las ansias de recordar podrían salvar el momento
.. recordar.

Voy a empezar de nuevo,
no quiero el pasado
aun cuando hoy el amor renazca,
no es posible ya buscar sonido
cuando solo se que das silencio,
no quiero pensar en ti
cuando ya no estas presente;

Tal vez podría volcar sentimientos
en torrentes de palabras;
o mejor aun escribir para ti
cuando esta amaneciendo.-

Quiero separar las espinas
de la rosa del recuerdo,
por que así podré encontrar
la flor de tu conciencia
y el capullo de tu inocencia ....
las espinas se adhieren tan firmemente
que las fuerzas no acompañan los deseos.


Escribo para ti
sin abrir las heridas,
hablo de ti
sin llegar al dolor.

Te pienso,
te recuerdo,
te siento
sin temor a amarte.


Volver a la página de inicio de Poesia.es