soledad







Soledad, ya te llevaste tres otoños.
Ya dibujaste sobre las nubes cada amanecer.
Hoy te traigo mis sabanas frías,
el sonido del sol que se acompaña de agonía.


Te traigo un yigüirro herido,
Que me canta todas las mañanas.
Mis poemas de Neruda empolvados,
hace 730 días que no los utilizo.


Soledad, canta con las estrellas,
yo haré la melodía.


Lee mi carta de renuncia,
y tira al mar a tu amigo el miedo.
Ahógate en las lágrimas,
del ciervo que brama entre mi alma .


Soledad, tiñe mi alma de color,
Del color de su voz suave.
Soledad, hazme un solo favor,
por esta vez déjame con libertad.

Ya van dos inviernos,
deseo que este sea,
mi ultimo verano contigo.


Las sonrisas frescas como la hierba
quieren morir entre flores.

Las eternas lunas nuevas,
quieren besar las ilusiones.

Soledad hoy quemo tus ojos.
Soledad hoy te vas.
Soledad, ve y descansa en paz.