La espera







Los sueños se me escapan
de las manos por esperar
lo que nunca ha llegado.

Necio mi corazón aguarda y
ciego de amor conserva sus esperanzas.
Ebrio de recuerdos y enamorado aguanta,
hasta explotar en en llanto,
cuando vuelve a confirmar que se encuentra
desolado y desilusionado lejos de tus brazos..
Los sueños se me escapan
de las manos por esperar
lo que todavía no ha llegado.